El control de emisiones, un trabajo de todos

En Medori Electricidad, instaladores de puntos de recarga eléctrica en Ibiza, hermos hablado de la importancia de cambiar el modelo de movilidad actual por uno más sostenible a través de los coches eléctricos e híbridos. Hoy, la Unión Europea nos da la razón.

La UE endurecerá en 2020 las normas sobre homologación de vehículos y control de emisiones, así lo han decidido estos días tras adoptar formalmente la nueva normativa anti emisiones que fue presentada el pasado mes de diciembre de 2017. De esta forma, la Unión Europea podrá retirar vehículos que no cumplan con los requisitos de emisiones de esta nueva normativa, además, sancionará a los fabricantes con multas de hasta 30.000 euros si no cumplen con el texto.

El principal objetivo es el de evitar nuevos escándalos como el fraude de manipulación de emisiones de Volkswagen

2020 es la fecha límite en la que entrará en vigor esta normativa que será la más estricta de todas en materia de emisiones y en normas comunitarias sobre homologación de vehículos. El principal objetivo es el de evitar nuevos escándalos como el fraude de manipulación de emisiones de Volkswagen desvelado en 2015.

De esta forma, los veintiocho países que conforman la UE adoptaron el pasado martes formalmente este acuerdo al que llegaron en consenso todos los países.

Desde Medori Electricidad, instaladores de puntos de recarga eléctrica en Ibiza, aplaudimos este tipo de políticas europeas aunque pensamos que hace falta abordar el tema de una forma más amplia y en todos los estratos que confluyen dentro de esta problemática.

A continuación vamos a desgranar un poco mejor qué podrá o no podrá hacerse a partir de 2020:

  • El país en cuestión deberá realizar un número mínimo de inspecciones de vehículos por año y al menos el 20% de esos controles deberá evaluar el nivel de emisiones contaminantes, mientras que la Comisión Europea realizará evaluaciones periódicas de las autoridades nacionales de homologación.
  • Los países de la Comisión Europea podrán realizar controles aleatorios de vehículos, la meta es identificar aquellos usuarios que incumplan la normativa en una fase temprana.
  • Con este texto se pretende conseguir un nivel elevado de seguridad y de eficiencia medioambiental de los vehículos.
  • Se impondrán sanciones de hasta 30.000 euros a los fabricantes por cada vehículo que no cumpla con las reglas.
  • A los usuarios se les podrá retirar incluso el vehículo.

 

Por último, los talleres particulares tendrán acceso a toda la información necesaria sobre los vehículos para que puedan competir en igualdad de condiciones con los fabricantes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *